Homenaje a Samih Al Qasím. Poeta de la resistencia palestina

“Carta desde el zoco de los cesantes”

Tal vez pierda, como pretendes, mi sustento.
Tal vez haya de poner en venta mis ropas y mis muebles.
Tal vez tenga que trabajar como cantero,
como mozo de cuerda
o barrendero.
Tal vez sirva en los vertederos de las fábricas.
Tal vez por los corrales busque granos.
Tal vez vaya apagándome, famélico y desnudo.
¡Enemigo del sol!
Mas no transigiré.
Resistiré, hasta el último pulso de mis venas.
Tal vez me puedas arrancar
hasta el último palmo de mis tierras.
Tal vez mi mocedad alimente la cárcel.
Tal vez robes la herencia de mi abuelo:
los muebles,
las vajillas
y los cántaros.
Tal vez quemes mis versos y mis libros.
Tal vez mi carne arrojes a los perros.
Tal vez en nuestra aldea permanezcas
como una espantosa pesadilla.
¡Enemigo del sol!
Mas no transigiré.
Resistiré, hasta el último pulso de mis venas

Comunicado de las artes y la cultura en Aragón contra el genocidio palestino


Los firmantes de este comunicado, pertenecientes al mundo de las artes y la cultura en cualquiera de sus disciplinas, hacemos pública nuestra indignación y nuestra condena al genocidio que el ejército de ocupación israelí lleva 67 años perpetrando en la Franja de Gaza contra el Pueblo Palestino.
Las imágenes de la sangre, los cadáveres, los cuerpos mutilados, quemados, los huérfanos y la destrucción de las casas, hospitales, ambulancias, lugares de culto o colegios, nos muestran la masacre: entre el 7 de julio y el miércoles 27 de Agosto de 2014, los asesinados por el ocupante sionista son más de 2.200 y los heridos, más de 10.000.
El primer y principal crimen es la ocupación.
Israel sigue avanzando e invadiendo el territorio palestino. Humilla, detiene y pisotea los derechos de la población palestina tanto en Gaza como en Cisjordania, con secuestros, tortura, robos, demoliciones y muertes cotidianas. Hay bloqueo e incursiones nocturnas del ejército en ciudades como Nablús y Hebrón desde hace años. Gaza ha vivido el mayor de todos los horrores, asediada y bombardeada por tierra, mar y aire.
A los palestinos se les derriban sus casas, se les niega el agua, la luz, el paso a escuelas, huertos, campos, hospitales… todo eso ocurre todos los días.
Israel es el estado que más resoluciones de la NNUU ha incumplido en la historia, un ocupante que ejerce el terrorismo de Estado, comete crímenes de guerra permanentes y no duda en declarar públicamente su intención de barrer al Pueblo Palestino del mapa.
  • Instamos a los Gobiernos de Aragón y España a condenar los bombardeos por tierra, mar y aire contra la población palestina en la franja de Gaza.
  • Exigimos a los Gobiernos de Aragón y España que condenen la ocupación, el Apartheid, el Muro de la Vergüenza y la política de hechos consumados que hacen de Israel un estado genocida y convierten a nuestros gobiernos en cómplices colaboracionistas.
  • Exigimos la reparación de los daños causados por los ataques israelíes a la población de Gaza, daños físicos, morales, psicológicos, sociales, económicos, institucionales y de cualquier otro orden. Exigimos que la reparación corra a cargo de quienes llevan 67 años causando esos daños.
Ciencia y cultura no están al margen del resto de la sociedad, son parte de ella, sostienen y mantienen una forma de estar en el mundo, un modo de pensar, imaginar, actuar, vivir y relacionarnos. Financiando cultura israelí se financia la ocupación, la construcción del Muro de la Vergüenza y las prácticas terroristas.

Por todo eso:
  • Consideramos injustificable nuestra participación en cualquier acto cultural en Israel.
  • Renunciamos a participar en cualquier acto cultural en colaboración con académicos o representantes de la cultura israelíes.
  • Nos adherimos y defendemos públicamente la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones a instituciones israelíes, tanto a nivel nacional como internacional, incluida la suspensión de cualquier subvención o ayuda a esas instituciones.
  • Condenamos las políticas de Israel e instamos a asociaciones e instituciones artísticas y culturales a trabajar en el marco de la defensa de los derechos humanos, haciendo suyas las resoluciones de organizaciones y tribunales internacionales.
  • Apoyamos las ayudas a todas aquellas asociaciones culturales y académicas palestinas confiando directamente en su trabajo como garantía y no en su asociación con una institución israelí –condición que actualmente se les impone.
Adhesiones en:  foropalestina@gmail.com /  foropalestinazaragoza@gmail.com

Caminando hacia la liberación

Comunicado FPLZ: Concentración 28 de agosto
Cada semana de los dos últimos meses hemos estado saliendo a la calle para denunciar el terrorismo israelí y mostrar nuestra solidaridad con el pueblo de Gaza y su justa lucha. Pero hoy estamos aquí para celebrar la aplastante victoria de la resistencia sobre el sionismo. Es una victoria dolorosa, por supuesto. La cantidad de muerte y destrucción provocada por la máquina de exterminio más mortal del mundo ha sido gigantesca. La victoria del oprimido sobre el opresor siempre tiene un alto precio.
Precisamente por eso, porque nos duele el asesinato de cada mujer, hombre, niño y anciano, hoy volvemos a demostrar nuestra admiración por la capacidad de lucha del heroico pueblo de Gaza.
Ayer, en un comunicado conjunto, todas las facciones de la Resistencia Palestina agradecieron a quienes hemos apoyando la causa palestina durante los últimos 51 días. En su declaración afirmaban que no sólo luchan por su Pueblo, que también están defendiendo a nosotros. Somos nosotros y nosotras quienes debemos agradecer su ejemplo. GRACIAS por darnos esperanza y enseñarnos que el débil puede seguir en pie frente a la injusticia del más fuerte, por demostrar que la brutalidad de los poderosos no puede doblegar la firme voluntad de los de abajo. Por todo eso y por mucho más, sabemos que la Causa Palestina es la de esa humanidad pisoteada en la que nos reconocemos y nos encontramos. Por eso agradecemos y felicitamos al Pueblo Palestino: POR SU RESISTENCIA, que es la nuestra.
El pasado 8 de julio, al comenzar la masacre, el gobierno israelí prometió no parar hasta que Gaza se arrodillara y renunciara a sus derechos. Su estrategia era la destrucción masiva de viviendas, escuelas, mercados, ambulancias y carreteras, sumir Gaza en la oscuridad destruyendo la única central eléctrica, matar de sed a la población destruyendo el sistema de distribución de agua, aterrorizar a los heridos destruyendo hospitales y bombardear a los muertos en los cementerios. Pero nada de esto ha conseguido que Gaza se arrodille. Israel ha fracasado en TODOS sus objetivos por no comprender que da igual cuánto mate y destruya. Nunca conseguirá que los palestinos se rindan, porque les queda muy poco que perder y mucho que ganar.
No es falso triunfalismo. Gaza no solo no se ha arrodillado sino que ha salido fortalecida, mientras el ocupante se debilita.
Hace 2 meses, el sionismo pretendía mantener los pasos fronterizos de Gaza cerrados. Hoy ha tenido que firmar su apertura. Hace unos meses, Israel no permitía que los pescadores palestinos faenaran en sus propias aguas. Hoy ha tenido que comprometerse a ampliar la zona de pesca entre 6 y 12 millas náuticas. Hace unos meses Netanyahu gozaba de gran apoyo social y hoy se hunde en una crisis de gobierno. El fascismo no soporta sentirse derrotado por aquellos a los que desprecia. Hace unos meses, el racismo israelí confiaba ciegamente en la fuerza de su ejército. Hoy contempla estupefacto su incapacidad para eliminar los túneles y detener el lanzamiento de cohetes. Pensaban que el ejército más poderoso de la región aplastaría a un puñado de milicianos y que la población de Gaza culparía de su sufrimiento a la resistencia. Pero las tropas terrestres tuvieron que retirarse cuando solo habían penetrado unos cientos de metros. Los soldados invasores caían en emboscadas, los tanques quedaban destrozados por el camino y la población palestina se sobreponía cada día al sufrimiento para decir a la resistencia que no se rindiera, que prefería la muerte a seguir viviendo bajo la ocupación y el bloqueo.
Todas esas son razones más que suficientes para gritar VICTORIA, pero el logro más importante de todos es el de la UNIDAD. Ayer, en el comunicado conjunto hecho público por todas las facciones, estas exclamaban con una sola voz que ya no hay vuelta atrás, que el Pueblo Palestino ha comprendido que por encima de todas las divisiones está la RESISTENCIA, que en 20 años de colaboración y negociación con el ocupante, el Pueblo Palestino sólo ha recibido muerte, expolio y división. Esta dolorosa victoria demuestra que sólo la unidad y la resistencia pueden llevar a la liberación.
Pese a la alegría que hoy compartimos con nuestros hermanos y hermanas de Gaza, no podemos olvidar que Israel no ha respetado un solo acuerdo en toda su historia, que lo que hoy firma, mañana lo niega. Tampoco olvidamos que en las prisiones sionistas quedan miles de presos palestinos, que la ocupación sigue robando y asesinando en Cisjordania, que 7 millones de refugiados siguen esperando su retorno a las ciudades de las que fueron expulsados hace 67 años, que un millón de palestinos viven dentro de lo que hoy es Israel como ciudadanos de tercera en un estado racista.
Queda mucho camino hasta liberar toda Palestina y la siguiente batalla comienza HOY.
Desde Zaragoza, como en miles de ciudades del Mundo, hemos aportado nuestro minúsculo granito de arena a la resistencia del Pueblo Palestino. Hemos salido a la calle durante 8 semanas seguidas para decir a los palestinos que no están solos, que no vamos a permitir que esta atrocidad vuelva a suceder. Y para hacer realidad ese NUNCA MÁS hay que combatir aquí a quienes colaboran con el genocidio más largo de los siglos XX y XXI.
Desde el Foro Palestina Libre de Zaragoza hacemos un llamamiento a todas las personas que no estáis dispuestas a seguir tolerando este crimen para que os suméis a esta lucha. Las concentraciones contra la operación Margen Protector terminan hoy, pero la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones contra Israel no descansa.
Os necesitamos a todos. Contactad con nosotros, acudid a nuestras reuniones y a las acciones que vamos a llevar a cabo. Entre todos y todas debemos señalar, denunciar y boicotear a quienes colaboran con el sionismo en Aragón. Es el único camino para estar a la altura de lo que Gaza nos ha enseñado. Frente a los miserables que nos gobiernan, la lucha de los pueblos es una sola.
Gaza nos ha dado un ejemplo poniéndose en pie ante la humillación, la muerte y el expolio, por eso puede gritar victoria. Lo hemos repetido muchas veces: en Palestina, la primera resistencia es mantenerse con vida un día más.

HOY CELEBRAMOS, PERO NI OLVIDAMOS, NI PERDONAMOS
¡VIVA LA RESISTENCIA PALESTINA!
¡VIVA PALESTINA LIBRE!

28 de agosto: CONCENTRACIÓN en apoyo a GAZA

POR EL FIN DEL BLOQUEO DE GAZA
CONCENTRACIÓN
JUEVES 28 DE AGOSTO
PZA. ESPAÑA 20H

 


DIEZ COSAS QUE HAN CAMBIADO PARA SIEMPRE EN GAZA

Comunicado de la concentración del 21 de agosto
A partir del artículo de Ramzy Baroud [Profesor de la Universidad de Exeter en Inglaterra y autor del libro Mi padre luchó por la libertad: historia oculta de Gaza] en Middle East Eye. 15 agosto 2014
El nivel de devastación causado por la última ofensiva israelí en Gaza debería servir a cualquier ciudadano del mundo para entender lo profundas que son las raíces del fascismo en la sociedad israelí.
Después de cada carnicería, los ilusionistas de la comunicación ejecutan una importante misión: absolver a Israel de cualquier responsabilidad por sus crímenes. Estos farsantes no sólo demonizan a los palestinos sino también a cualquiera que se atreva a ponerse de su parte. La principal estrategia de Israel es siempre culpar a la víctima.
No hay nada nuevo en esta táctica. Así es como el mal llamado “conflicto árabe-israelí” se ha presentado siempre en los medios de Occidente. El relato oficial es siempre el de Israel y sus medios de comunicación, no el del Pueblo palestino – a pesar de siete décadas de ocupación militar, varias guerras y una lista incontable de masacres.
Desde que comenzó el asedio israelí sobre Gaza, seguido por las elecciones que dieron el poder a Hamas en 2006, Israel ha necesitado a todos sus especialistas en propaganda y todos sus apoyos en Occidente para no tener que explicar que está matando una población entera porque votó en unas elecciones.
Con esta manipulación tan hábilmente enrevesada, que entre otras sandeces vincula a Hamas con al-Qaeda (Israel ya vinculó en su día a Arafat con Hitler), la miseria moral del estado sionista ha vuelto a tocar fondo.
* Hacemos aquí un paréntesis, hablando de miseria moral. Así hablaba Barak Obama, Señor de la Guerra y Nobel de la Paz, hace dos días, a propósito de Irak (no de Siria, por supuesto, donde la OTAN arma a los mismos “luchadores por la libertad” del Estado Islámico): “el Yihadismo es un cáncer que debemos extirpar”. Podríamos haber empezado por no reclutarlo, no financiarlo, no armarlo, no entrenarlo y no organizarlo, habría sido una gran idea.
Los medios de comunicación demonizan a la resistencia y a todos los “malos” palestinos que votaron en 2006, pero evitan hablar del fascismo que invade la sociedad israelí. Y para poder hablar de los “malos” palestinos (“radicales” y “extremistas”) tiene que haber palestinos “buenos” capaces de hablar de “paz” y “convivencia” con el ocupante –incluso de cooperar para combatir a los “radicales” y a cualquier compatriota que siga resistiendo o se manifieste en la calle. Por eso la ocupación nunca fue tan fácil y barata. Pese a los repetidos intentos de reactivar el llamado “proceso de paz”, Netanyahu ha encontrado siempre una forma de sabotearlo –incluso cuando el promotor de la comedia es su socio de Washington.
Para Netanyahu, la “paz” es la peor de las amenazas porque su gobierno se apoya en una ultraderecha judía que no tiene el mínimo interés en parar de robar tierra, matar y colonizar Cisjordania. Israel no necesita ni quiere negociar. Su respuesta es siempre la misma: disparar, incluso a quienes pasean por la calle con carteles y pancartas en Ramallah.
Pero Gaza sigue siendo la excepción. La brutalidad sionista superó todos sus límites en la Operación Plomo Fundido. Muchos predijeron que esa masacre se volvería contra Israel en forma de atentados, pero no fue así. Y la influencia de Israel sobre los medios es tal que redujo el impacto de sus crímenes de guerra a la mínima expresión. Las “primaveras árabes” y la sobredosis de sangre en Libia, Siria o Egipto ayudaron a olvidar temporalmente la matanza en Gaza.
Pero este último episodio es el colmo del genocidio. El pretexto sionista de la “defensa propia” no es suficiente. Ni toda su propaganda puede explicar por qué entierra vivas a familias enteras, por qué asesina sistemáticamente a civiles, por qué pulveriza barrios enteros, por qué apunta contra niños que juegan en la playa, por qué destruye docenas de mezquitas e iglesias, por qué destruye hospitales y asilos o por qué asesina a niños que duermen en escuelas de NNUU convertidas en refugios de emergencia.
* Segundo paréntesis. Los números de hace unas horas, seguro que ya anticuados ahora mismo, con estos: 2.070 personas asesinadas. 10.310 heridos. 4 personas asesinadas en el cementerio mientras entierran a un familiar asesinado horas antes. Para matar civiles, Israel está usando bombas GBU-28, dos toneladas MADE IN USA guiadas por láser. Es imposible no saber dónde caen. Mientras tanto, Obama promete intervenir para combatir la injusticia y el genocidio en cualquier parte del mundo. Esta mañana, la marina de guerra israelí bombardeaba las casas de la costa. Anoche, en Cisjordania, el ejército ametrallaba varios hogares y secuestraba a 3 palestinos en Hebrón y uno en Ramallah, un grupo de colonos prendía fuego a un olivar y otro colono atropellaba intencionadamente a un palestino en Nablús.
Es bastante comprometedor y doloroso para Israel que la resistencia de Gaza, desnuda contra miles de soldados armados con la mejor mierda de guerra que nuestros impuestos pueden pagar, haya matado a 64 invasores. 62 de ellos eran objetivos militares y la mayoría de las operaciones se ejecutó dentro de Gaza.
Tercer paréntesis. ¿La resistencia francesa al nazismo era terrorista? ¿La tan celebrada Agustina de Aragón, o mejor (con perdón por la blasfemia), la mismísima Virgen del Pilar que no quería ser francesa, son iconos terroristas? ¿El gueto de Varsovia estaba lleno de terroristas? ¿Sí o no? Pues Gaza tampoco. Eso se llama resistir, y no hay más agresor que el ocupante. A la cuadrilla de corruptos que controla la prensa, la radio y la televisión hay que recordarles que son casi 70 años. ¡Casi 70 años! AQUÍ NO HAY CONFLICTO CON DOS PARTES, AQUÍ HAY CRÍMENES DE GUERRA, CRÍMENES CONTRA LA HUMANIDAD, INVASIONES, ROBO Y GENOCIDIO DEL QUE OS OLVIDÁIS PARA ESCRIBIR TITULARES COMO ESTA BASURA – Ayer mismo en El País, “La división en Hamas bloquea el diálogo”. ¿Se ha preocupado alguien de saber quién demonios está sentado a la mesa en El Cairo? Ni puñetera falta que les hace. Más basura en el mismo periódico: “Israel ataca 100 objetivos en la Franja y Hamas lanza 180 cohetes”. ¿180 es más que 100, verdad? Pues arreglado, aunque sean 180 cohetes contra 100 misiles. La diferencia es que los cohetes matan por casualidad y los misiles ya llevan 2.100 cadáveres en su cuenta. Por cierto, el tercer ejemplo es el más bonito: en muchos medios la cuenta se ha puesto a cero en El Cairo y, ahora, aparte de que la tregua se ha roto por culpa de las víctimas, llevamos solo 30 “muertos en el conflicto” y no 2.100 asesinados por un invasor.
El nivel de crueldad aplicado contra Gaza tiene todo que ver con el fascismo que ha preñado la sociedad israelí durante décadas. Ahí no hay sitio para la crítica y los más altos mandos son los que más hablan de genocidio y piden más y más muertes. Todas las sociedades tienen su reservas de odio y sus grupos extremistas, pero no hay lugar en el mundo donde tengan tanto poder como en Israel […] en los años 80, el terrorista Meir Kahane tenía pocos seguidores en Israel y su partido (el Kach, partidario del genocidio) fue ilegalizado, pero ahora esa misma gente domina el centro ideológico del país. Por eso Moshe Feiglin, diputado portavoz y miembro notable del Likud, pide campos de concentración para aniquilar a Hamas y su “entorno”.
Blanco y en botella. Ni un solo intelectual, periodista, político, ni un solo ciudadano consciente puede alegar ignorancia o mantenerse neutral. Gaza lo ha cambiado todo. La sed de sangre de Israel no debería siquiera discutirse. Es un hecho incontestable y por eso nuestro lenguaje debe ser coherente. Si la verdad es la primera víctima en un desastre como este, para hablar de Palestina debemos respetar escrupulosamente la verdad:
PRIMERO / Rechazando la ocupación militar. Palestina no puede ser juzgada por defenderse y resistir para parar la ocupación, acabar con el asedio y conseguir la libertad. La lucha armada es un derecho reconocido por el derecho internacional para quienes viven bajo ocupación de una potencia extranjera.
SEGUNDO / Recordando que ser neutral ante una injusticia es ponerse del lado del agresor. No hay sitio para la neutralidad cuando un ejército invasor asesina a miles de civiles. En un caso como este, esa falsa neutralidad solo demuestra la patética cobardía intelectual de los cómplices.
TERCERO / Rechazando el tabú que impide comparar las ocupaciones sionista y nazi. Aunque Israel sigue al pie de la letra los criterios racistas que fundan todo proceso de limpieza étnica, la analogía va mucho más allá: en Palestina se está perpetrando un genocidio.
CUARTO / Evitando hablar de “culpas compartidas” que oculten la responsabilidad del ejército ocupante. La resistencia que saboteó el camino de los tanques Merkava en Jabaliya y Shejaia es un ejemplo heroico del valor del Pueblo Palestino. La resistencia armada de la II Guerra Mundial sigue siendo hoy admirada en todo el Mundo. La palestina debería serlo también.
QUINTO / Negándonos a hablar de “palestinos buenos y palestinos malos” como hacen Israel y sus aliados. Los hay que resisten, los hay que colaboran con el enemigo, los hay que pagan un precio por ello y los hay que se benefician de la ocupación. Todo eso es triste y complejo, pero no es la causa del problema sino una de sus consecuencias.
SEXTO / Acusando a Israel como lo que es: un estado fascista. Controla los medios de comunicación y reprime la disidencia, consigue sus objetivos por medio de la violencia y ejecuta el genocidio cuando le conviene. Hablar de “la única democracia de Oriente Medio” es una señal intolerable de ignorancia voluntaria.
SÉPTIMO / Huyendo de la demagogia que analiza el “conflicto árabe-israelí”. Hay que acabar con los juegos de palabras. No hay un “conflicto” porque sí, hay una ocupación militar por culpa de un estado terrorista. Los palestinos están resistiendo este crimen sin más apoyo que el de millones de personas de todo color, raza, religión o nacionalidad en todo el Mundo.
OCTAVO / Recordando que el asedio israelí de Gaza nunca habría sido posible sin el apoyo de los estados de su entorno. Entre ellos destaca Egipto. El estado egipcio es culpable del sufrimiento del Pueblo Palestino y como tal debería ser señalado y condenado.
NOVENO / Recordando que quienes apoyamos a palestina no lo hacemos por pena ni piedad sino por respeto y admiración a un pueblo valiente y heroico.
DÉCIMO y último / Para parar la ocupación y el genocidio, nuestras acciones no deben parar en ninguna parte del Mundo. Quienes apoyan a Israel deben ser señalados públicamente, porque facilitar la ocupación y sostener la máquina de guerra y propaganda es ser cómplice de crímenes contra la humanidad. Ellos son el objetivo del boicot. La Campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones debe continuar hasta convertirse en la mayor plataforma de solidaridad del Mundo.
Y se acabaron las palabras bonitas. No hay otra opción que actuar. Hace mucho que se acabó el tiempo de hablar sin hacer nada. La benevolencia con Israel, cualquiera que sea su excusa, no tiene sentido en este movimiento. Nuestras demandas son las del Pueblo Palestino, y son innegociables: parar la ocupación, castigar a los responsables, acabar con la limpieza étnica y el genocidio, cancelar el bloqueo y poner a los culpables ante  el Tribunal Penal Internacional por sus crímenes de guerra y contra la humanidad.
Mientras todo eso llega, hacemos nuestras las palabras de Ramzy Baroud para prometer a quienes colaboran con el genocidio que van a pagar por ello: no pararemos hasta que os arrepintáis por haber sido cómplices. Nuestra arma es el boicot y nuestra fuerza depende del número de apoyos y participantes que la campaña siga ganando. No pararemos hasta que esta causa se resuelva con justicia, porque sin justicia no hay paz que valga.

VIVA LA LUCHA DEL PUEBLO PALESTINO
VIVA PALESTINA LIBRE


En la re-enésima concentración convocada por el Foro Palestina Libre de Zaragoza – 21 de agosto de 2014